Los principales #Riesgos mundiales en 2017, según el Foro Economico Mundial.


En seis años, esta es la segunda vez que la naturaleza supone el mayor riesgo a nivel global.

Problemas mundiales En seis años, esta es la segunda vez que la naturaleza supone el mayor riesgo a nivel global. (Foto: iStock by Getty Images)

Esta es la primera vez desde 2011 que los eventos climáticos extremos suponen una mayor amenaza que los problemas de origen humano.

Miércoles, 11 de enero de 2017 a las 3:05 AM

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) –

El cambio climático será el principal riesgo para el mundo debido a que la probabilidad de que ocurra es más alta, de acuerdo con la decimosegunda edición del Informe de riesgos globales del Foro Económico Mundial (WEF).

Esta es la primera vez desde 2011 que la posibilidad de eventos naturales adversos supera las amenazas de origen humano, como la disparidad salarial y los conflictos internacionales, según el documento publicado este miércoles.

“Si bien el mundo consiguió importantes avances en el área del cambio climático en 2016 tras la ratificación del Acuerdo de París por parte de una serie de países como Estados Unidos y China, el cambio político en Europa y Norteamérica pone en riesgo estos avances”, advirtió el organismo en un comunicado.

Recomendamos: La lucha contra el cambio climático: de la euforia a la incertidumbre por Trump

Otros de los riesgos más comunes que se tendrán que enfrentar en 2017 serán la inmigración masiva involuntaria —que ocupó el primer puesto durante 2016—, los desastres naturales de gran escala, los ataques terroristas y el robo de datos, señaló el organismo.

“Se requiere que los líderes tomen medidas urgentes para identificar formas de superar las diferencias políticas e ideológicas y que trabajen juntos para solucionar problemas críticos”, urgió la directora de competitividad y riesgos globales del WEF, Margareta Drzeniek-Hanouz.

El Foro Económico Mundial se celebrará en Davos, Suiza, del 17 al 20 de enero y entre los temas que abordará estarán el populismo y las posibles repercusiones de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Menos probables… pero más peligrosos

Aunque los eventos relacionados con el cambio climático son los más esperados para este año, hay otros que de ocurrir serían más catastróficos, de acuerdo con datos del WEF.

Tal es el caso de las armas de destrucción masiva, que por primera vez en las 12 ediciones de la publicación se encuentran en el primer lugar dentro del rubro de riesgos con el mayor impacto.

En segundo lugar están las catástrofes naturales y en tercero la crisis de agua.

Los resultados presentados en el informe del WEF este miércoles recopilan las opiniones de 750 expertos, quienes también analizaron 13 tendencias subyacentes que podrían agravarlos o alterarlos.

Fuente: Expansion

Saludos

Mario Meneses

Agenda Nacional de Riesgos –“documento confidencial” bajo custodia del Cisen– revela un escenario de desastre. #México


seguridad-500-02

I. Seguridad Nacional: México, al borde del colapso

El diagnóstico de país que ofrece la Agenda Nacional de Riesgos –“documento confidencial” bajo custodia del Cisen– revela un escenario de desastre: riesgos emergentes e incapacidad gubernamental de enfrentarlos. Lo peor, que los principales “riesgos” son los mexicanos que se organizan y protestan.

agosto 7, 2016 at 12:00 am   BY JOSÉ REYEZ 

La Agenda Nacional de Riesgos 2015 para la seguridad nacional del país retrata al gobierno federal como vulnerable, incapaz, represivo, corrupto e impune frente a una sociedad sumida en el hartazgo, la desesperación y al borde de una revolución silenciosa, sutilmente llamada por el presidente Enrique Peña Nieto como “coraje social”.

Y no es para menos. El orden prioritario de los riesgos y amenazas a la seguridad nacional contenidos en este “documento confidencial” (considerado el primero como el de mayor prioridad y así sucesivamente) son: delincuencia organizada; conflictos agudos focalizados; anarquismo; terrorismo; flujos migratorios descontrolados; corrupción e impunidad; ciberseguridad; tráfico ilícito de mercancías en fronteras y mares; desastres naturales y pandemias, y subversión.

Aunque en los últimos 10 años el Estado Mexicano ha invertido presupuesto, hombres y tiempo en combatir al crimen organizado, sigue siendo éste el mayor riesgo para el país, lo cual confirma que las acciones emprendidas por el aparato de gobierno en la última década han sido insuficientes por no atender los problemas de fondo como son educación, empleo y desarrollo social.

Considera también posible que se registren atentados terroristas en México contra blancos e intereses de Estados Unidos, así como la cooptación de miembros de la delincuencia organizada por terroristas.

En la versión de 2014 de dicha Agenda Nacional de Riesgos –que contiene los mismos temas que la de 2015, aunque varían en orden de importancia y jerarquía en una escala del 1 al 10– se incluyó por primera vez como nueva amenaza a la seguridad nacional la “corrupción e impunidad”, capaces de vulnerar la capacidad de respuesta de los tres niveles de gobierno frente a los problemas nacionales y el bienestar de la sociedad.

En su contenido, la Agenda Nacional de Riesgos 2013 advierte literalmente que el país está inmerso en un coctel de riesgos y amenazas que “atentan contra la seguridad nacional, socavan el estado de derecho, generan un grave descontento social y crean situaciones de ingobernabilidad”.

El documento del Cisen de 2013, caracterizado como “estratégico, confidencial y de circulación restringida”, confirma la vigencia actual de los riesgos a la seguridad nacional: terrorismo y armas de destrucción masiva; violencia provocada por la delincuencia organizada; vulnerabilidad cibernética; porosidad de la frontera sur; limitaciones para la atención a desastres naturales; ingobernabilidad por movilizaciones sociales; violencia provocada por la subversión y anarquistas; incapacidad frente a pandemias y epidemias, y deterioro del medio ambiente, en ese orden. (Ver cuadro).

Los escenarios de riesgo son alarmantes para el Estado mexicano y considerados como graves por el gobierno federal debido al grado de conflictividad que representan. El Cisen clasifica los temas de la Agenda Nacional de Riesgos en los niveles de 2, “bajo”; 3, “medio”; y 4, “alto”. Y reconoce “la vulnerabilidad del gobierno para enfrentarlos por incapacidad, corrupción de autoridades del gobierno, la falta de herramientas y mecanismos para frenar su ocurrencia y desarrollo”.

Los expertos en seguridad nacional Guillermo Garduño, Emilio Vizarretea, Martín Barrón y Edmundo Salas consideran que la pobreza, la crisis política, la deuda externa, la dependencia alimentaria, las reformas estructurales, la penetración del crimen organizado en los procesos electorales, en las fuerzas armadas y en las estructuras de gobierno como atentatorios a la seguridad del país. Empero, el Cisen no los incluye en la ANR porque no son de interés del gobierno de Estados Unidos y de los organismos internacionales.

Del mismo modo, el documento no registra la actividad de los grupos de presión empresariales ni las operaciones encubiertas de organismos del gobierno de Estados Unidos, como la agencia antidrogas (DEA) o el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y las funciones de espionaje que realizan en nuestro país y que vulneran la soberanía nacional, por las mismas razones.

En el tema del narcotráfico, el análisis de riesgos 2013 resalta la violencia en territorios controlados por el crimen organizado, pero omite  temas colaterales como el lavado de dinero, los delitos financieros y de cuello blanco, los grandes fraudes financieros, así como empresas y empresarios vinculados a este fenómeno como parte de los riesgos a la seguridad nacional, y a “incipientes esquemas de investigación orientados a los vínculos financieros y políticos de los grupos delictivos”.

Académicos y expertos en seguridad nacional advierten del caldo de cultivo que vive el país en estos tiempos, en donde no sólo está en juego la Presidencia de la República para 2018, sino frente a algo mucho más grave y delicado: el surgimiento de revueltas sociales en varias regiones del país.

La lista de amenazas a la seguridad nacional (en el argot de la inteligencia significan peligros ya existentes) contenidos en la Agenda Nacional de Riesgos 2013 es interminable, y se conjuga con la incapacidad de las instituciones para enfrentarlas y resolverlas a fondo. “Son sistémicas, peligros potenciales, riesgos”, comenta el doctor Vizarretea Rosales.

El panorama se complica si se toma en cuenta que los principales miembros de la estructura del Cisen –cuyo director general Eugenio Ímaz Gispert está delicado de salud por cáncer y en la mira presidencial para ser sustituido–, carecen de experiencia en sus áreas de trabajo, pese a que son los funcionarios mejor pagados del gobierno federal (Contralínea 336).

Para muestra, basta señalar el embrollo en que está inmerso el gobierno federal con la reforma educativa y sus tufos de represión frente a la incapacidad de respuesta de los secretarios de Educación y de Gobernación, Aurelio Nuño Mayer y Miguel Ángel Osorio Chong, respectivamente.

Aquí, un resumen del diagnóstico de la Agenda Nacional de Riesgos del aparato de inteligencia del gobierno federal, del que Contralínea desarrollará cada tema.

info-01

Saludos

Mario Meneses

Gerardo Laveaga Rendón fue nombrado por el Presidente de la República Enrique Peña Nieto, como director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe)


Ciudad de México, 4 de enero 2017.- La Procuraduría General de la República informó que Gerardo Laveaga Rendón fue nombrado por el presidente de la República Enrique Peña Nieto, como director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

Haciendo un poco de memoria….

Laveaga y sus mentiras

Aupado por el presidente Calderón y el secretario de Gobernación, Gerardo Laveaga fue elegido en el IFAI a pesar de no cumplir con los requisitos. Los senadores prefirieron mirar para el costado y dejar que su designación corra.

ALFREDO JOYNER Y MARÍA IDALIA GÓMEZ

En agosto de 2001 Gerardo Laveaga Rendón fue designado director general del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), aunque no cubría los requisitos, pero en su currículum hizo parecer que así era.
Ocho años después, en 2009, cuando ya terminaba su segundo periodo al frente del INACIPE, logró ser ratificado para un tercero, a pesar de que el Estatuto Orgánico de ese organismo no lo permitía.
Aunque actualmente en los currículum vitae de Laveaga Rendón, que aparecen en Internet, varían algunos detalles, dependiendo si son para un libro, una conferencia o algún cargo público u honorífico, en varios de ellos oficiales presume que cuenta con dos maestrías cursadas en la Universidad Iberoamericana (UIA), la primera en Derecho y la segunda en Derechos Humanos. Sin embargo, estudió una sola.

Con todos estos antecedentes, Gerardo Laveaga se convertió el miércoles en consejero del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), promovido por el presidente Felipe Calderón, su antiguo compañero de la Escuela Libre de Derecho, y el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

Un nuevo cargo que obtuvo gracias a la omisión de los senadores, a pesar de su trayectoria y de la oposición de organismos no gubernamentales.

De cargo en cargo
En el círculo de juristas a Gerardo Laveaga se le considera como un abogado de derecha, con una carrera ascendente a partir de la llegada del PAN al poder.
Tras recibirse de abogado en 1986, con mención honorífica, de la Escuela Libre de Derecho, en donde coincidió con Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala, inició estudios de posgrado en la Universidad de Londres, donde cursó algunas materias durante casi un año, entre 1989 y 1990, pero no obtuvo algún título oficial.
Su primer cargo público destacado fue como director general de Relaciones Institucionales del entonces Departamento del Distrito Federal, cuando era regente Manuel Camacho Solís. En ese cargo apenas permaneció un año entre 1991 y 1992.

Entre 1992 y 1996 transitó por las direcciones generales del Ministerio Público en lo Familiar y Civil de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), por la de prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República (PGR) y por la de Prevención del Delito de la PGJDF. En cada dirección estuvo un año en promedio.
Para 1996 saltó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación como Director General de Comunicación Social, por invitación del ministro Vicente Aguinaco, cargo que ocupó hasta el año 2000 y al año siguiente se mantuvo dentro del Poder Judicial de la Federación como Director General de Publicaciones y Divulgación de la Cultura Jurídica.

El INACIPE
El 9 de abril de 1996, el presidente Ernesto Zedillo, firmó el decreto que creaba el INACIPE, el cual se publicaría dos días después en el Diario Oficial. La intención de revivir este órgano fue contar con una institución que de forma seria y permanente profesionalizara y actualizara, principalmente, a los funcionarios encargados de la procuración de justicia en México.
El Decreto especifica, en su artículo noveno, que el director general del Instituto será designado por el presidente o a indicación de éste a través del coordinador de sector, en este caso el titular de PGR, y debe cumplir tres condiciones, una de ellas, ser mexicano y las otras dos:

“Poseer grado académico superior al de licenciatura que implique conocimiento especializado en alguna de las disciplinas penales. Haberse distinguido en alguna de las áreas relacionadas con las Ciencias Penales, en la labor docente o en la investigación, y tener obra escrita de reconocida calidad científica”.
Ninguno de estos dos requisitos cumplía Gerardo Laveaga, porque no tenía distinción alguna por su labor docente, de investigación u obra reconocida. Para entonces sólo había sido profesor de asignatura en la Universidad La Salle, con la materia de Teoría del Estado, y en la Universidad Iberoamericana, en la materia Sociología Jurídica.

En cuanto las obras publicadas hasta entonces eran tres y en las dos primeras sólo fue coordinador: Juventud en la paz, editada por el CREA en 1986, Entre abogados te veas, editada por EDAMEX, y La cultura de la legalidad, editada por el Instituto de Investigaciones Jurídicas.
Pero tampoco cumplía los requisitos porque Laveaga Rendón no contaba con “un grado académico superior al de licenciatura”, como exigía el decreto del INACIPE. Ayer la Universidad Iberoamericana confirmó a un diario mexicano que cuando cursó la maestría en Derecho, entre 1994 y 1996, se le otorgó un diploma, pero “los estudios no eran reconocidos oficialmente por la Secretaría de Educación Pública”, especificó la UIA.
Fue hasta el 29 de junio de 2005, cuando Gerardo Laveaga recibió de esa Universidad el diploma de grado por esa misma maestría, pero ahora con el nombre de Derechos Humanos, porque con ese nombre fue incorporada ante la SEP. Precisamente en esas fechas, Laveaga Rendón logró su reelección al frente del INACIPE.
En una breve entrevista con este diario, Laveaga Rendón comentó: “cursé la maestría en la UIA y me dieron el título. Posteriormente, la UIA registró esa maestría, pero con otro nombre, y me expidieron otro. Tengo una maestría y dos títulos válidos”

“La legalidad y validez de un título depende de la institución que lo emite. En este caso, la Ibero. Tan fue legal que la SEP lo avaló”, añadió el director del INACIPE.

Su nombramiento como director de ese Instituto, sin cumplir los requisitos, se debió al entonces presidente Vicente Fox y, principalmente, al apoyo que recibió del entonces titular de la PGR, Rafael Macedo de la Concha, a quien dos años después, en noviembre de 2003, el INACIPE otorgó el doctorado honoris causa.

Tercera reelección
A mediados de 2009, Gerardo Laveaga debía abandonar su cargo como director del INACIPE, porque de acuerdo al Estatuto Orgánico, en su artículo 23, sólo podía reelegirse una vez y eso ya había ocurrido:
“El director general es la autoridad administrativa de mayor jerarquía del Instituto, su representante legal y presidente del Consejo Académico. Durará en su cargo cuatro años y podrá ser designado por un nuevo periodo”.
Sin embargo, Laveaga Rendón tuvo el apoyo de Felipe Calderón y de Marisela Morales, entonces subprocuradora de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR, además de otros funcionarios e integrantes de la Junta de Gobierno del Instituto, por lo que fue reelecto para un tercer periodo que concluirá hasta 2013. La explicación: no era preciso el artículo 23 y se prestaba a distintas interpretaciones.
En 2010, el Estatuto Orgánico del INACIPE sufrió una modificación en varios de sus apartados y actualmente se lee en su artículo 30: El director general es la autoridad administrativa de mayor jerarquía del Instituto. Durará en su cargo cuatro años y podrá ser reelecto por una sola vez”.

Saludos

Mario Meneses

SCJN niega indemnización por daño moral a testigo del documental ‘Presunto Culpable’


SCJN niega indemnización por daño moral a testigo del documental 'Presunto Culpable'

Fuente: Salvador Maceda 

07 de diciembre de 201618:00 hrs

Ciudad de México.- Llegó a su fin el litigio civil en contra del documental cinematográfico “Presunto Culpable”, en el que fueron demandados por daño moral tanto el director Roberto Hernández como la productora Layda Negrete.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que por tratarse de un asunto de interés público no era posible amparar a Víctor Daniel Reyes Bravo, quién apareció como testigo en la película; y por ello reclamó indemnización por haber usado su imagen sin su consentimiento.

A través de la primera sala y propuesta del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, se determinó que Reyes Bravo al intervenir en la cinta como testigo de un proceso penal, adquirió el estatus de persona privada con proyección pública.

“El hecho de que alguien sea calificado como persona o figura pública, implica que el nivel de protección que le reconoce el Estado respecto a su derecho humano al honor e intimidad es menor”, señaló textualmente el proyecto de sentencia.
Bajo el razonamiento de la Corte respaldó la sentencia absolutoria a favor de los demandados que en septiembre de 2014 dictó la Novena Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Fuente: Azteca noticias

Saludos

Mario Meneses

mariomenesessp@gmail.com

Alertan crisis de #Seguridad por recorte en Plataforma México.


 

Foto: Archivo El Universal

Aseguran activistas que sistema no podrá operar; dinero gastado en seguridad se perderá, advierten.

Con el presupuesto aprobado para el próximo año la Plataforma México será inoperable y el país entraría en una crisis de seguridad al no contar con el sistema de información del Estado más importante en materia de seguridad, que genera productos estratégicos para el combate y prevención del delito, advirtieron funcionarios consultados.

Mientras en 2016 la Plataforma México tuvo mil 102 millones de pesos para su operación, para 2017 se autorizaron 386 millones 633 mil de pesos; es decir, 716 millones de pesos menos. Se trata de una reducción de 65% al presupuesto. Representantes de las organizaciones sociales advierten que prácticamente eso prevé el desmantelamiento de Plataforma México.

Con sólo 35% de presupuesto disponible, se prevé que este instrumento quedará paralizado, ya que no habrá recursos para su funcionamiento.

María Elena Morera, presidenta de Causa en Común; Francisco Rivas, director de Observatorio Nacional Ciudadano, y Armando Rodríguez Luna, especialista en temas de seguridad, coincidieron en que Plataforma México no debe ser desmantelada; por el contrario, se debe invertir para mejorar su funcionamiento.

Autoridades del gobierno federal consultadas por EL UNIVERSAL indicaron que como mínimo necesitaban el presupuesto de 2016 y ahora, con lo aprobado para el próximo año “se marca un retroceso serio en materia de seguridad que afectará a nivel nacional. Considerando eso podría aumentar la violencia en el país”.

Ese sistema cuenta con más de 100 base de datos, 600 millones de registros y 60 sistemas de información, mismas que no podrían ser consultadas a partir del próximo año por las más de 800 dependencias conectadas y 13 mil 500 usuarios activos.

En Plataforma México hay registros de criminales, huellas dactilares, registros de internos, armas de fuego y autos robados, entre otros que pueden ser consultados por los estados con grados de relación de manera automática.

Una evaluación realizada en 2016 por la Secretaría de Hacienda, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a siete programas de la Secretaría de Gobernación (Segob) calificó con 90% a Plataforma México por sus logros en metas y objetivos; seguido de la Política y servicios migratorios del INM, con 82.8%, y el Registro e Identificación de Población, 67%.

Morera mencionó que si bien ese instrumento aún no es lo que se esperaba, es una herramienta muy importante para el país “y si piensan reducir el presupuesto la van a tronar.

“Va en contra de los intereses del Estado, se tiene que seguir invirtiendo porque los sistemas informáticos necesitan por lo que se va desarrollando. Hay que mantenerla y mejorarla, me parece una falta de respeto y una incongruencia con lo que necesita el Estado”, dijo.

La activista afirmó que el sistema se encuentra en números rojos porque no pueden pagar las licencias, incluso hay policías que no tienen clave para meterse y “si no siguen invirtiendo en Plataforma México es como tirar a la basura todo el dinero que se ha gastado. Entiendo que se tienen que reducir los gastos, pero que sea en otras cosas y no en seguridad”.

Francisco Rivas, de Observatorio Nacional Ciudadano, enfatizó que es un sistema de información fundamental para el gobierno federal que desafortunadamente no ha logrado ser reconocido suficientemente para los gobiernos locales por problemas de operación.

“Habría que preguntarnos si la cantidad que se le está destinando le va a permitir subsistir porque es un sistema caro que requiere de insumos y una serie de manutenciones”, señaló.

Recordó que se creó para compartir inteligencia entre el gobierno federal y los gobiernos estatales de una manera eficaz y oportuna, por lo que su presupuesto debe ser fortalecido y no recortado.

“Plataforma México no ha sido explotada en su totalidad porque no hay la capacitación adecuada en los estados y otra serie de motivos que no tiene que ver con las personas que están a cargo del área.

“Si vamos a desmantelar un insumo tan importante, parecería una tontería; no se tiene que recortar en lo que genera inteligencia para combatir el delito en un país en que tenemos índices de violencia altos”, dijo.

Rivas indicó que como ahora, en otras ocasiones se tomaron decisiones en seguridad para hacer recortes sin preguntar si lo que se destina a una área les permite operar.

Armando Rodríguez Luna, especialista en materia de seguridad, afirmó que el hecho de que se pretenda reducir el presupuesto en un instrumento como éste implica que no les interesa transformarlo en algo más funcional y que redunde en resultados concretos.

“Si lo ve uno en contexto, el Estado está renunciando a aspectos claves de la seguridad, la justicia y la prevención en el país. Es interesante saber qué sucedería con esos registros de Plataforma México y quién los va a administrar”, agregó.

Dennis A. García | El Universal

Saludos

Mario Meneses

¿Que es una estrategia de #Seguridad Nacional? por el Instituto Español de Estudios Estratégicos, el gran think tank del ministerio de Defensa.


 

General Ballesteros: “La seguridad es lo primero que nos une a todos”

, Madrid

15/10/2016 00:09 | Actualizado a 15/10/2016 14:39

El General de Brigada, Miguel Ángel Ballesteros Martín, es el director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, el gran think tank del ministerio de Defensa. Su última obra, “En busca de una estrategia de Seguridad Nacional”, presentada en sociedad por el director del CNI, Félix Sanz Roldán, se configura como un manual imprescindible para tener un “método” en el análisis y el estudio de un asunto tan delicado. Ballesteros reclama a la población que esté al caso de lo que pasa en el mundo, compromisos presupuestarios a largo plazo para garantizar la mayor seguridad y tener claro que no estamos inmunizados al terrorismo yihadista. Y un aviso a navegantes:la unidad y el fraccionamiento da la seguridad.

¿Que es una estrategia de seguridad nacional?

Es aquella estrategia mediante la que se dirigen y coordinan todas las energías y fuerzas de la nación para proteger los intereses nacionales, allá donde se encuentren, y cumplir con los compromisos de las organizaciones internacionales de las que formamos parte como la UE, ONU o la OTAN. Organizaciones a las que hoy ayudas tú y mañana te ayudan a ti.

Su libro es un manual, una especie de método… ¿Por qué necesita un método la seguridad?

Primero hay que tener en cuenta que hay muy pocos países que tengan una Estrategia de Seguridad Nacional. Personalmente he vivido las dificultades con las que se encuentran los equipos encargados de su elaboración a partir de un papel en blanco y un bolígrafo.

Una tarea difícil

Precisamente, ese miedo escénico que genera el papel en blanco, es lo que he pretendido quitar con una metodología que va describiendo qué es lo que hay que analizar, estudiar y qué es lo que hay que escribir. El contenido será distinto para cada país. Pero en estos temas tan complejos, propios de un mundo globalizado y muy cambiante, conviene tener una metodología que te ayude y te evite irte por las ramas. Es un libro de utilidad para estudiantes de Ciencias Políticas o Relaciones Internacionales y para aquellos países que antes o después van a verse abocados a elaborar una estrategia de seguridad nacional.

-¿En qué se diferencia una estrategia de una estrategia de seguridad nacional?

En que en esta última se establecen líneas de acción frente a riesgos y amenazas que aprovechan todas las capacidades de la nación: las públicas del Estado y las privadas, como son las grandes empresas que gestionan infraestructuras críticas. Siempre en un ambiente de colaboración. Y sin olvidar el importante papel que hoy en día juegan los ciudadanos.

-¿Qué rol tienen?

Marcan las políticas. Especialmente la política exterior. La política interior la definen las élites. Pero en la mayoría de países democráticos las decisiones en política exterior se toman teniendo en cuenta la opinión pública.

-¿Un ejemplo sería Irak? 

Por ejemplo. Si se hubiera prestado más atención a la opinión pública probablemente se hubiera adoptado otra política o estrategia.

-¿Hasta qué punto se imbrican en una estrategia de seguridad nacional la división clásica entre seguridad interior y exterior?

Con el final de la Guerra Fría desapareció la fractura entre los dos bloques, lo que permitió la libre circulación de personas, mercancías y capitales entre países que hasta ese momento eran antagónicos. A esto se añade el papel de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que favorecen el intercambio de conocimiento. La conjunción de estos factores da lugar a una progresiva globalización. Un fenómeno positivo en términos generales, pero que también es aprovechado por grupos terroristas y de crimen organizado en su beneficio. Y así, el 11 de Setiembre de 2001, Al Qaeda se mostró al mundo como un grupo terrorista global capaz de llevar a cabo mega atentados en cualquier parte del mundo, demostrando que los límites entre seguridad interior y exterior estaban desapareciendo. 

-Allí empezó todo

Los gobiernos toman conciencia de que es necesario articular una estrategia de seguridad nacional que aproveche todos los instrumentos del Estado: policías, Fuerzas armadas, tecnología, acuerdos internacionales, control financiero, etc. para luchar contra amenazas como el terrorismo global. Estrategias que promuevan la colaboración público-privada para proteger los intereses nacionales. Una estrategia capaz de prevenir y de preparar las capacidades que vamos a necesitar mañana para hacer frente a los nuevos riesgos y amenazas.

-¿Hay presupuesto para todo esto?

Los presupuestos siempre son escasos. La seguridad absoluta no existe; la seguridad es gradual, porcentual, comparativa… Así que hay que definir muy bien los intereses a proteger y priorizarlos. No es lo mismo proteger la vida de un individuo que de 33.0000 que fueron los fallecidos y afectados por los atentados del 11 S. Cada interés hay que clasificarlo y priorizarlo, y decidir qué recursos se dedican pero esto ya es política. El Gobierno dará prioridad a qué intereses proteger. Pero hay que tener en cuenta que no somos inmunes.

-La seguridad total no existe

Debemos conocer qué es lo que puede dañar nuestros intereses para evitarlo. Aunque la seguridad absoluta no existe, por muy eficaz que sean las fuerzas policiales, por mucha información que tenga el CNI, y por muy bien que trabajen nuestras Fuerzas Armadas dentro y fuera de nuestras fronteras, las 24 horas del día, los 365 días del año, siempre es posible recibir un atentado. Hay que saber asumirlo psicológicamente y ser capaces de resistir y de sobreponerse lo antes posible, es lo que se conoce con el nombre de resiliencia, uno de los pilares de la seguridad nacional.

-Habla de peligro, riesgo y daño. ¿Puede especificarlos?

Es lo que llamo “cadena estratégica”. El riesgo es aquello que sabemos que puede ocurrir pero no tenemos conocimiento cierto de que se pueda producir pero hay que poner los medios para evitarlo. Para entendernos, Al Qaeda siempre ha querido tener armas químicas pero no tenemos noticias de que las tenga. Eso es un riesgo. En cambio el DAESH o el mal llamado Estado Islámico sí sabemos que las tiene y que las ha utilizado. En este caso no se trata de una posibilidad sino de una certeza. El riesgo ha pasado a ser un peligro. Esas armas químicas procedentes de Siria, podrían llegar a utilizarse en Europa lo que constituye un peligro. Un peligro al que hay que hacer frente con planes adecuados y las capacidades necesarias para llevarlos a cabo.

-¿Cómo continúa la cadena? 

Si un enemigo utiliza sus armas para intentar doblegarnos nos encontramos en otro eslabón de la cadena, la amenaza. Y el daño, es el final de la cadena, se produce cuando se materializa la amenaza. La cadena hay que cortarla cuanto antes mejor y esto requiere planes y capacidades para afrontar los riesgos, los peligros y las amenazas. Sabemos que el DAESH a llevado ataques en Siria con armas químicas, deberíamos ser conscientes del peligro, como cualquier ciudadano es consciente del peligro cuando se entera que los ladrones han entrado en la casa del vecino, lo que le llevará a reflexionar si la seguridad de su casa debe ser reforzada.

-¿Hablando de vecinos, como intervienen nuestro entorno en esta estrategia?

Hay intereses comunes a varios países y en este caso lo lógico es desarrollar una seguridad colectiva. Obama ya lo dijo en un discurso en West Point durante su primer mandato: “La seguridad es lo que nos une”. La seguridad es más barata y mucho más fuerte y eficaz cuando estamos unidos.

-Volvemos al presupuesto…

España dispone de Estrategia de Seguridad Nacional y el Ministerio de Defensa ha desarrollado un sistema de planeamiento para determinar las capacidades que se necesitan. Esto nos sitúa a la cabeza de los países más avanzados en el planeamiento militar, lo que permitirá sacar el máximo rendimiento a los recursos humanos y materiales que los ciudadanos ponen en manos de sus Fuerzas Armadas. Pero no es suficiente con disponer de un sistema de planeamiento avanzado que nos permite definir las capacidades imprescindibles para hacer frente a los riesgos y amenazas, si no contamos con un compromiso presupuestario de las principales fuerzas políticas para los próximos años que permita llevar a cabo la fase de ejecución de capacidades que implican medios y personas preparadas y entrenadas para manejarlos.

Aunque estamos en una situación de crisis, esto no debería ser un problema para establecerse el compromiso presupuestario porque de otra manera no se puede llevar a cabo el planeamiento militar. Por otro lado es imprescindible una mayor implicación de los ciudadanos en la cultura de seguridad y defensa a través de un mejor conocimiento de lo que ocurre fuera de nuestras fronteras pero que nos afecta muy directamente.

-¿El conocimiento de lo que ocurre en el mundo?

Si, de esa manera tendrá criterio bien formado sobre el papel que España debe realizar en cada escenario internacional, en función de nuestros intereses y del compromiso adquirido por nuestra pertenencia a organizaciones internacionales, como la UE.

Dos ejemplos. Somos un país dependiente en un 70% de las importaciones de petróleo y gas procedentes de zonas concretas y ese petróleo y la mayor parte del gas nos llega a través de rutas marítimas que deben ser seguras para garantizar nuestro suministro energético. Otro más evidente, nuestra primera fuente de ingresos es el turismo internacional que depende de la capacidad económica de los países emisores y de otros factores como son las amenazas sobre mercados como Egipto o Túnez. Un atentado como el sufrido por Francia el 13 de noviembre pasado cometido por terroristas de DAESH entrenados en Siria ha dañado el turismo en Paris. La economía española es de las más abiertas del mundo. Nuestro estado del bienestar se basa en esa economía, por eso el español debería prestar más atención a lo que ocurre en el mundo.

-Póngame un ejemplo

Es muy difícil que la opinión pública tome conciencia de que habría que haber puesto más interés en el inicio de la crisis de Siria, porque había desconocimiento e incluso falta de interés sobre un tema que no parecía afectar a los europeos. Pero la llegada a las costas europeas de cientos de miles de refugiados procedentes de Siria se convirtió en un problema para la UE.

-Un desconocimiento que se añade a la queja general que no hay cultura de defensa

Sin duda. Al no tener esa cultura de defensa no es fácil adoptar medidas en las primeras etapas de la crisis, que por otro lado serían medidas de bajo perfil militar, con un mayor componente civil y bajo coste lo que permitiría cortar la cadena estratégica evitando que el riesgo se convierta en un peligro. Si no se adoptan las medidas adecuadas es fácil que se produzca una escalada en el conflicto, lo que requerirá soluciones más complejas y más costosas. A nadie le gusta enviar tropas con la posibilidad de tener que hacer uso de sus armas y a los que menos, a los militares. Cuando los militares entramos en una zona de conflicto bélico tenemos la sensación que alguien ha fracasado por acción o por omisión en las etapas anteriores.

-¿Ha habido algún caso de medida barata?

Sí, por ejemplo la operación Artemis de la UE, que se realizó en la República del Congo, en la zona de Bunia en 2003. Allí había cascos azules para garantizar la estabilidad de una región con gran cantidad de refugiados que huyeron de las matanza de 1994 en Ruanda Burundi. Cuando empezó a desestabilizarse la zona y con la memoria de la matanza de Hutus a manos de los Tutsis, la ONU aprobó rápidamente una resolución solicitando la intervención internacional y en 23 días, algo excepcional, se organizó una operación con 1800 efectivos militares de Francia a la cabeza y de otros nueve países de la UE, que con expertos en administración civil, negociadores y recursos económicos, llevaron a cabo una operación que apenas duró tres meses, hasta la retirada de las fuerzas que no tuvieron que emplear sus armas y resolvieron la crisis. En cambio, las fuerzas internacionales llevan más de 20 años en Bosnia y aún no es posible retirar las fuerzas. Allí el conflicto belico se logró detener cuando ya se había cobrado más de 100.000 muertos.

-Usted define la estrategia de seguridad nacional como un elemento de cohesión territorial

Sí, se lo explicaré con un ejemplo. Uno de los doce riesgos y amenazas de la ESN de 2013 son las emergencias y catástrofes, como los incendios forestales. Si cada provincia tuviera su sistema de extinción propio sin compartirlo, tal vez podría tener un avión contraincendios, lo que resulta insuficiente en un incendio de mediana entidad, pero si se hace una estrategia a nivel español, podemos tener decenas de aviones y una Unidad Militar de Emergencias que unidos a los medios locales, si serán suficientes para atacar cualquier fuego, e incluso podremos llegan a acuerdos con Francia o Portugal porque tenemos una fuerza contraincendios capaz de ayudar a nuestros vecinos y ellos de ayudarnos a nosotros. Esto es un sistema más barato que la división de los recursos. Por otro lado la compartimentación hace inviable la seguridad. Insisto, la seguridad es lo primero que nos une. Vamos hacia una integración de Europa por una cuestión de seguridad y competitividad.

-Hasta qué punto se integran en la ESN las autonomías, especialmente, en aquellas como Catalunya que tienen policía propia

Tiene todo el sentido que arrimen el hombro. Hay que contar con las comunidades autónomas porque forman parte de ese sistema de seguridad no sólo porque, como pasa en Catalunya, están los Mossos, sino por infraestructuras que hay ubicadas como centrales nucleares. No podemos dejar ninguna puerta sin cerradura. El sistema de seguridad debe ser global, de todos y para todos.

Portada del libro En Busca de una Estrategia de Seguridad Nacional

Fuente: http://www.lavanguardia.com

 Saludos

mariomenesessp@gmail.com

“Los #Policías también tienen #DerechosHumanos, también son personas y también hay que respetar la presunción de inocencia” @renatosalesh


 

 
Por José Landa Rosas

| 10:22 // 21 agosto, 2016

El Comisionado Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia, urgió a los medios y la sociedad mexicana a recordar que los policías también tienen derechos, pues éstos empiezan donde terminan los del otro y viceversa.

La opinión pública se dividió atendiendo dos temas paralelos, uno, el de la captura del operador financiero del Cártel de Jalisco Nueva Generación, y dos, la recomendación de la CNDH a la Policía Federal por la supuesta “ejecución arbitraria” de 22 presuntos criminales en Tanhuato (en mayo de 2015 cuando aún no estaba a cargo la CNS), Sales Heredia recordó que la ley también dota a los agentes del derecho a la “presunción de inocencia”.

Recordemos que aunque el funcionario federal aceptó la recomendación de la CNDH también aclaró que no existen en la actual legislación ciertos términos empleados por la institución encargada de los Derechos Humanos.

“Es muy radical hablar de ejecuciones extra judiciales porque en nuestro país no existe como tipo penal la ejecución extra judicial en el lenguaje de los derechos humanos, por supuesto, también por eso pedimos una ley”, dijo.

“Pero no existen ejecuciones extra judiciales en nuestro país como tipo penal también porque no existe la pena de muerte. Ejecución extra judicial supone, si escuchamos correctamente que existen ejecuciones judiciales. Y antes nuestra Constitución decía: nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus derechos sin previo juicio”, explicó.

“Actualmente, ya no habla de la vida, ya no habla de la privación de la vida; está absolutamente prohibida la pena de muerte en nuestro país.

Entonces, bueno, si –insisto- se acredita que hubo la comisión de ilícitos de esa gravedad por quien debe acreditarlo, en este caso la General de la República que ejercería la acción penal, y se sigue un proceso, el proceso correspondiente, por supuesto que nosotros estaríamos de acuerdo y que se sancione a quien haya que sancionar sin ninguna duda”.

Un reportero señaló a Sales Heredia que en los enfrentamientos “ha habido lesionados o muertos tanto de los presuntos criminales como de los propios uniformados, sabemos que a veces son víctimas y a veces son victimarios”, entonces Sales Heredia enfatizó que  “se derribó un helicóptero y días antes se había matado a gendarmes y días antes habíamos tenido también problemas en esa zona limítrofe entre Jalisco y Michoacán”.

“Los policías también tienen derechos, también son personas y también hay que respetar la presunción de inocencia de los policías”.

Fuente: http://bajopalabra.com.mx

Saludos

mariomenesessp@gmail.com