Nuevo estándar internacional para la certificación de empresas de #SeguridadPrivada


 

El ISO 18788 es un estándar diseñado para la ejecución de funciones y tareas de seguridad alineadas con buenas prácticas de negocio y de manejo de riesgos

Eduardo Jiménez Granados

En un mundo globalizado no solo por los negocios, sino también por la diversidad y naturaleza de las amenazas, la creación, difusión e implementación de un estándar internacional desarrollado por entidades ampliamente reconocidas y calificadas representa una prometedora herramienta de mejora continua sostenible y sistematizada. Esta es la perspectiva que se vislumbra en el estándar ISO 18788, oficialmente nombrado “Sistema de Gestión para Operaciones de Seguridad Privada – Requerimientos con guía para su utilización”.

El ISO 18788 es un estándar diseñado para la ejecución de funciones y tareas de seguridad alineadas con buenas prácticas de negocio y de manejo de riesgos, incluyendo aquellos relacionados con gente y activos tangibles e intangibles, que son realizadas por empresas de seguridad privada encargadas de la protección de instalaciones gubernamentales o del sector privado, y que han sido contratadas para brindar sus servicios como un componente crítico en la cadena de suministro.

Los objetivos de ISO 18788 están estratégicamente concebidos para que las empresas de seguridad puedan ser evaluadas, auditadas y contratadas bajo un criterio de calidad operativa superior y homologado, para que demuestren consistencia y cumplimiento de sus obligaciones legales y respeto a los derechos humanos, ofrezcan servicios efectivos a un costo razonable, sus operaciones estén diseñadas en la prevención de incidentes y manejo de riesgos, e integren y desarrollen compatibilidad con otros estándares internacionales como ISO 31000 (Gestión de Riesgos) o ISO 28000 (Administración de la Seguridad en la Cadena de Suministro)… en pocas palabras, para profesionalizar los servicios de seguridad logrando cumplir o incluso exceder las expectativas de sus clientes y accionistas.

Las 4 fases de la certificación

Basado en el Ciclo de Mejora Continua de Deming, ISO 18788 agrupa su filosofía y esencia en las cuatro fases

1. La organización lógica del trabajo, estableciendo las necesidades de la empresa, definiendo amenazas y criterios de riesgo mediante análisis detallados de causa raíz.

2. La correcta planificación y realización de las tareas necesarias, desarrollando soluciones efectivas y planes de acción, garantizando su implementación exitosa de forma sistemática.

3. La comprobación de los logros obtenidos mediante la comparación de los resultados contra los objetivos del plan original, identificando desviaciones y potenciales fallas.

4. La posibilidad de aprovechar y extender aprendizajes y experiencias adquiridas a otros casos a través de la estandarización de soluciones y la revisión, identificación y redefinición de otras posibles fallas, incorporando el entrenamiento, ejercitación y pruebas como elementos fundamentales.

El ISO 18788 basa su efectividad en el liderazgo y compromiso de la alta gerencia para la implementación del Sistema de Gestión y su mejora continua, mediante la creación y difusión permanente de políticas internas claras y la implementación de competencias, roles, responsabilidades y niveles de autoridad apropiados.

También la organización debe establecer, implementar y mantener un proceso de comunicación formal y documentada, así como prácticas eficaces de consulta interna y externa durante el proceso de evaluación de riesgos, de tal forma que se garantice lo siguiente:

1. El entendimiento claro de los objetivos de la operación y de los intereses del cliente, incluyendo personas, instalaciones, activos, organizaciones y la comunidad.

2. Que los riesgos y su manejo apropiado sean identificados y comunicados adecuadamente, generando interacción con otras disciplinas de la administración como calidad, seguridad ocupacional y continuidad del negocio.

3. Que el análisis de riesgo sea entendido y extendido a lo largo de toda la cadena de suministro.

Finalmente, para aquellas operaciones de seguridad que por su naturaleza requieren la utilización y manejo de herramientas especiales, el ISO 18788 describe metodologías claras que ayudan a una implementación exitosa, siempre en cumplimiento de los derechos humanos, las consideraciones culturales, la diversidad, la privacidad y dignidad de las personas.

Dentro de estas herramientas especiales se pueden mencionar la portación de armamento, el uso de la fuerza física, el manejo de sustancias peligrosas, la inspección corporal de personas, la necesidad de atención médica, la respuesta a emergencias y desastres naturales, la investigación y el manejo de incidentes en otras.

Referencias

-ISO 18788. Management system for private security operations — Requirements with guidance for use. International Standard. First edition. 2015

-Private Security in High Risk Environments. Dr. Marc Siegel. Commissioner. Global Standards Initiative, ASIS International. Brussels, Belgium

Fuente: Revista Seguridad en América

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s