10 Conceptos que te apoyan cuando preparas una #formación.


Estos días estoy trabajando con un grupo de personas que están terminando su formación para ser docentes. Un grupo de personas excelentes que tras cuatro meses de intensiva preparación se han terminado enamorando de la docencia y creyendo que “una formación efectiva y nutritiva para el talento de las personas es posible”. Yo también lo creo, y mucho más después de conocer a gente como ellos deseosos y deseosas de seguir en esa dirección

Este Post va dedicado a este grupo de Formadores y Formadoras (con mayúsculas) que mañana se certifican como tales, y con los que quiero compartir algunos aprendizajes extraídos de mi experiencia. Ojo, lo que expongo a continuación son aspectos que he ido aprendiendo con el tiempo y con la práctica, no son ley, no son infalibles, son absolutamente subjetivos, pero son 10 cosas que me apoyan cuando preparo una formación.

1

No programes nunca una formación o una sesión formativa que tú no querrías recibir como alumno o alumna

Para mi esto es esencial, es la máxima con la que trabajo desde hace años. El reto está en desarrollar aquella formación a la que sin duda querría apuntarme, preparar la clase que a mi me gustaría recibir. Lo contrario sería injusto y estarías sometiendo a los demás a una tortura en la que tú serías responsable directo.

Cuando termines de programar una formación o una sesión pregúntate si tú estarías encantado (y hasta ilusionado) de recibirla, y si te queda alguna duda… revísala, porque no te funcionará.

2

Redacta el objetivo con RESPONSABILIDAD

Ojo, hazlo con RESPONSABILIDAD porque el objetivo no es tuyo, el objetivo es de los alumnos y alumnas que van a compartir el contexto formativo contigo. Así que cuidado, tienes en tus manos algo que no te pertenece y además va a marcar la pauta de aprendizaje de otras personas.  El respeto que le debemos los formadores/as a los alumnos y alumnas empieza desde este momento, incluso antes de conocerlos personalmente.

A mi esto me apoya bastante, de hecho es lo primero que hago, y reconozco que no escatimo en invertir el tiempo que me haga falta para hacerlo bien. Redactar el objetivo de la formación me reencuadra, me permite focalizarme y no dispersarme.

3

Tú objetivo no es enseñar, ni que los alumnos aprendan

¿Cuál es entonces el objetivo de un formador o formadora?…, pues verás, para mi el objetivo no es enseñar, ni tampoco que los alumnos aprendan…, para mi el objetivo de un formador es generar el contexto adecuado con los recursos disponibles para que la persona active por sí misma su proceso de aprendizaje.

Recuerda que los formadores somos DINAMIZADORES DEL CONOCIMIENTO.

4

Convierte los objetivos en contenidos, y los contenidos en actividades

No hay viento favorable si no sabemos dónde queremos ir. Solo cuando el norte está perfectamente claro es cuando estoy en condiciones de elegir los contenidos que van a dar respuesta a esos objetivos.

Un error muy habitual en formación es comenzar acumulando información sobre lo que tenemos dar y colapsarnos de datos y textos… ¡¡¡ ERROOORRRR !!!

Primero define bien el objetivo de la formación, segundo los contenidos (eligiendo únicamente aquellos que van a dar respuesta a los objetivos planteados); ten en cuenta siempre que aquellos contenidos que no estén relacionados con este objetivo, por muy interesantes que sean o por mucho que te puedan gustar deben quedarse FUERA de la programación.

No caigas en la tentación de la cantidad, por mucha tranquilidad que te pueda dar… y preocúpate por darle calidad a lo que has decidido abordar.

5

Ajusta los contenidos al calendario

Esto nos ayuda mucho a tener una visión global de todo lo que vamos a hacer, visión que se transmitirá a tus alumnos/as facilitándoles una “sensación de coherencia” necesaria cuando se afronta un proceso de aprendizaje.

Dale un porcentaje de importancia a cada contenido que vas a abordar y aplica ese porcentaje al tiempo del que dispones… es la mejor forma que he descubierto de estimar cuánto tiempo dedicar a cada contenido.

Eso sí, no olvides que la programación y la temporalización es solo una estimación, una estimación necesaria pero no una “predicción certera” de lo que ocurrirá en la realidad.

6

Se aprende lo que se vive

Y todos los contenidos, ABSOLUTAMENTE TODOS son vivenciables… es cuestión de metodología, creatividad y TRABAJO DURO DE LOS DOCENTES…, e insisto: todos los contenidos se pueden vivenciar.

Se aprende desde los dos hemisferios, desde lo racional y desde lo emocional, uno y otro se necesitan para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea efectivo.

Piensa qué es lo que puedes hacer para que tus alumnos y alumnas puedan sentir la formación, la puedan experimentar dentro del contexto de cada especialidad, piensa en qué es lo que tú echabas de menos cada vez que fuiste alumno y dale respuesta a esa necesidad.

7

Todo lo que hagas debe tener un “para qué” bien orientado

Cualquier actividad, cualquier intervención, cualquier dinámica que propongas debe tener un “para qué” bien fundamentado y orientado a los objetivos.

No marees a la gente, el objetivo no es sorprenderlos, ni que se lo pasen bien, ni siquiera crear consenso… no, el objetivo es un proceso de enseñanza aprendizaje que bien llevado conducirá probablemente a que se genere la sorpresa, la diversión, el consenso y el enriquecimiento personal.

Recuerda también que la improvisación es un recurso, pero no la base de tu trabajo. Confía en tu instinto porque tendrás que tomar decisiones que no habrás planificado previamente, pero sé riguroso con la propuesta que le hiciste a tus alumnos/as.

8

Sé tú mismo/a

Los alumnos te huelen. La formación es un proceso de comunicación, y como todos los procesos de comunicación la carga emocional del mismo condiciona el fondo de lo que digas y crea el contexto desde el que se vivirá ese proceso. No subestimes a los alumnos, tengan el nivel formativo que tengan, tengan la edad que tengan, da igual… reconocerán tus actitudes.

Y no me refiero a que se den cuenta que estás más o menos nervioso, o sientas que estás más o menos preparado, no, no voy por ahí. La gente es mejor de lo que crees y estará encantada de que las cosas te salgan bien, incluso te apoyarán si lo necesitas ¿o a caso no lo haces tú con tus formadores y formadoras? No trates de aparentar nada, eso no funciona. Ser tu mismo es lo mejor.

Lo que quiero transmitirte es que si no eres auténtico tarde o temprano los alumnos destaparan el fraude… y cuando se rompe la confianza, se pierde la credibilidad.

9

Respeta a quienes invierten su tiempo y esfuerzo en atenderte

Ojo con tu ego. No eres más que nadie, solo estás ocupando un rol, y el rol de Docente es circunstancial. No estás por encima de tus alumnos aunque en ese momento estés desarrollando un papel que tiene su propia carga directiva, pero es solo eso, eres quien dirige la orquesta en ese momento porque la vida así lo quiso… pero no eres más que nadie.

Tampoco eres el salvador o salvadora de nadie, ni tienes encomendada esa misión.

Respeta, a través de tus propuestas, el tiempo y el esfuerzo que invierte cada persona en estar presente en tus formaciones.

Nunca olvides que tú estás ahí porque tus alumnos están. Sin ellos, no hay formación y sin formación no hay formadores.

10

Disfruta, con generosidad

…y con mentalidad de abundancia. No escatimes en compartir y facilitar recursos y trata de disfrutar desde ese enfoque. Es lo mejor. No se trata de esperar nada a cambio, no, no es eso. La docencia tiene un fuerte “sentido de contribución” y si esperas algo a cambio estás mercadeando con la naturaleza de las cosas.

No busques el aplauso, no busques el reconocimiento, ni siquiera busques que te contraten de nuevo… si haces eso desviarás tus actitudes y acciones de los objetivos iniciales y entonces no llegarás donde te propusiste.

Disfruta, este es un trabajo precioso. Conocer gente es más barato que viajar y formar te da la posibilidad de interaccionar con gentes de todo tipo, edades y condiciones…, disfruta, porque contribuyendo uno crece y esa profesión va de eso… de CRECER.

Mucha suerte a todos/as… y hasta pronto!!

Fuente: http: www.procesosyaprendizaje.es

Saludos

@Mario Meneses_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s