Delitos de Trata de Personas.


Infografia de la Trata

TRATA DE PERSONAS. CONTENIDO Y ALCANCES DEL TIPO EN LOS ORDENAMIENTOS AMERICANOS (1)

 Dra. María Eloísa Quintero

Inicialmente y con base en el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, se debe aclarar que habrá trata cuando se realice la captación, transporte, traslado, acogida y recepción de personas con fines de explotación, la cual incluirá como mínimo la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. Los ordenamientos nacionales han modificado paulatinamente sus legislaciones a fin de adoptar todas y cada una de las modalidades descritas por el Protocolo ya señalado(2). Ello ha acarreado sin dudas regocijo internacional al mismo tiempo que ha facilitado las labores de cooperación y coordinación. No obstante, forzoso es asumir que aún queda mucho por hacer a fin de abordar íntegramente el fenómeno. En ese sentido la Decisión 2011/36/UE señala hoy en su artículo 2.3 que “La explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena, u otras formas de explotación sexual, el trabajo o los servicios forzados, incluida la mendicidad, la esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, la servidumbre, la explotación para realizar actividades delictivas o la extracción de órganos.” Como se advierte, se han incorporado a la trata nuevas modalidades: en primer lugar, la mendicidad y en segundo lugar, la explotación para realizar actividades delictivas(3).

Algunos países han ido incluso más allá. Así México, el cual no sólo consagra las formas de explotación recién enumeradas, sino también la adopción ilegal de persona menor de 18 años y el matrimonio forzoso o servil (4) .

Otro aspecto que quisiéramos destacar es que el artículo 3 del Protocolo de Palermo y las tipificaciones nacionales no sancionan en su configuración la explotación sexual, la servidumbre, la explotación laboral per se(5) . Adviértase que los tipos penales de la mayoría de los códigos americanos no dicen “al que explote sexualmente, explote laboralmente, someta a servidumbre…se le impondrá la pena de….”. Por el contrario, tanto la definición del artículo 3 como los diversos tipos recriminan los actos previos: la captación, el transporte, el acoger a la persona…, con el fin de llevar más allá las conductas antes referidas. En otras palabras, se adelanta el momento a partir del cual la acción se considera penalmente relevante (anticipación de la punibilidad)(6) .

Es importante remarcar lo anterior, pues son muchas las consideraciones que esto acarrea. En primer lugar cuál es la naturaleza de dicho adelantamiento. En segundo lugar qué papel juegan los actos tentados en este tipo penal y; por último, qué delitos conexos debemos abarcar. Abordaremos brevemente estos puntos.Dice el artículo 5 del Protocolo

“(…)
2. Cada Estado Parte adoptará asimismo las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar como delito: a) Con sujeción a los conceptos básicos de su ordenamiento jurídico, la tentativa de comisión de un delito tipificado con arreglo al párrafo 1 del presente artículo; (…)”

Por su parte la Directiva 2011/36/UE dice en su artículo 3 “Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para garantizar la punibilidad de la inducción, la complicidad o la tentativa en la comisión de las infracciones contempladas en el artículo 2”, es decir, trata de personas.

En otras palabras, se conmina a los Estados a sancionar los actos tentados de trata. Ahora bien, ello será factible o no en virtud de la naturaleza que le reconozcamos al delito (7) y/o la postura doctrinaria que adoptemos. Un delito de emprendimiento (8) no permite –según muchos- la tentativa. Forzoso es realizar el citado análisis dogmático pues de él se derivará la penalización o no de ciertos actos; la relevancia del tema se explica por sí misma; sin embargo poco se ha trabajado al respecto.

Por último hablaremos de los delitos conexos. Siendo el delito de trata un ejemplo claro de adelantamiento de las barreras de punición en el cual se reprocha la captación, el traslado, la acogida, la recepción con los fines referidos, más no necesariamente la consumación de la explotación sexual, los trabajos y servicios forzados, la esclavitud, la servidumbre, la extracción de órganos etc, no podemos dejar de analizar – de ser el caso- la configuración de delitos conexos. Obviar dicho análisis implica dejar impune la concreción de dicho adelantamiento. Desgraciadamente esto no siempre es tenido en cuenta; algunos ordenamientos americanos (en su regulación o en la práctica) enfocan al delito de trata sin percibir su naturaleza de tipo anticipado, y omiten el necesario concurso que se da entre los delitos de peligro y los de lesión.

1. Para mas detalles ver: María Eloísa Quintero, “El delito de trata de personas”, en Revista Penal México Revista Penal México, núm. 4, marzo-agosto de 2013, p 175-193.
2. Así Argentina con su ley 26.364; Chile con la Ley 20.507 del 8 de Abril de 2011; Uruguay con la Ley 18,250 de 2008; Paraguay con la consagración de los artículos 129 b y 129 c del Código Penal; Colombia con su Ley contra la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes, Ley 985 del 29 de Agosto de 2005; España introdujo el Titulo VII bis con la LO 5/2010, entre otros.
3. Cierto es que la Directiva sólo vincula a los Estados miembros, pero lo interesante es aprehender las diversas aristas del fenómeno pues sin duda las nuevas modalidades no son exclusivas de Europa.
4. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/lgpsedmtp.htm
5. La esclavitud sexual, la prostitución forzada, la esclavitud, y otras formas prácticas análogas son per se reprochadas en lo internacional y lo nacional. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 1998 las consideró crímenes de “lesa humanidad” junto con la esterilización forzada, embarazo forzado, violación u otros abusos sexuales de gravedad.
6. Por todos Silva Sánchez, Jesús María, la expansión del Derecho penal. Aspectos de la política criminal en las sociedades postindustriales, 2ª edición revisada y ampliada, Thomson-Civitas, Cizur Menor (Navarra), 2001, p. 17 y ss; 163 y ss.
7. “La trata de personas es un delito de emprendimiento, de tal forma que es absolutamente concreto, y si así debiera ser desde una perspectiva moderna del Derecho pena, sancionar en un mismo caso por trata de personas y además por el propio acto de explotación cuando éste se haya verificado.” Ontiveros Alonso, Miguel, “El Derecho penal frente a la trata de personas: problemas técnicos y políticos criminales” en Trata de Personas, coord. Rosi Orozco, Instituto Nacional de Ciencias Penales, México, 2011, pág. 72.
8. Claus, Roxin, Derecho Penal. Parte General. Tomo I, 2da.Ed, Madrid, Civitas, p. 336.

Fuente: INACIPE

Denuncia la Trata de personas!!!  Únete a estas organizaciones que luchan diariamente por desintegrar a esos delincuentes que lucran con la violencia física y emocional que ejercen a mujeres y niñ@s.

Twitter

@unidosvstrata

@rosiorozco

@AGAPE_ORG_MX

@SinTrata

@MUCD

Saludos

Mario Meneses

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s