Pandemia oculta. Estrés relacionado con el trabajo. Trastornos musculo-esqueléticos (TME)


Estrés relacionado con el trabajo.

• Los riesgos psicosociales y el estrés relacionado con el trabajo son problemas emergentes que despiertan gran preocupación
• El estrés ha sido relacionado con trastornos musculo-esqueléticos, cardiovasculares y digestivos
• Para poder hacer frente al estrés, los trabajadores adoptan en ocasiones comportamientos poco sanos, como el abuso de alcohol o de drogas
• La crisis económica ha llevado a un aumento del estrés, la ansiedad, la depresión y otros trastornos mentales, provocando incluso, en casos extremos, el suicidio

Trastornos musculo-esqueléticos (TME)
• Los TME, incluido el síndrome del túnel carpiano, representaron el 59 por ciento de todas las enfermedades profesionales registradas por las Estadísticas Europeas sobre Enfermedades Profesionales en 2005
• La Comisión Europea señala que los TME son la principal causa de ausentismo (49,9 por ciento de todas las ausencias de más de 3 días) y de incapacidad laboral permanente (60 por ciento)
• En la República de Corea, los TME aumentaron drásticamente de los 1634 casos registrados en 2001 a los 5502 de 2010
• En 2010, la Argentina notificó 22013 casos de enfermedades profesionales, siendo los TME de las más frecuentes

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) pueden afectar a los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, huesos y nervios del cuerpo.

La mayor parte de los TME de origen laboral se van desarrollando con el tiempo y son provocados por el propio trabajo o por el entorno en el que éste se lleva a cabo. También pueden ser resultado de accidentes, como por ejemplo, fracturas y dislocaciones. Por lo general, los TME afectan a la espalda, cuello, hombros y extremidades superiores, aunque también afectan a las inferiores pero con menor frecuencia.

Los problemas de salud abarcan desde incomodidad, molestias y dolores hasta cuadros médicos más graves que obligan a solicitar la baja laboral e incluso a recibir tratamiento médico. En los casos más crónicos, el tratamiento y la recuperación suelen ser insatisfactorios y el resultado puede ser una discapacidad permanente, con pérdida del empleo.

Muchos de estos problemas pueden prevenirse o reducirse en gran medida si se cumple la normativa vigente en materia de seguridad y salud y se siguen las indicaciones sobre buenas prácticas. Para ello es necesario evaluar las actividades laborales, aplicar medidas preventivas y comprobar que estas medidas no pierden su efectividad con el tiempo.

Los TME son un problema grave

Para el trabajador son causa de dolor personal y de pérdida de ingresos, para los empleadores reducen la eficiencia operativa y para el Estado incrementan los gastos de la seguridad social.

Fuente:  International Labour Organization

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s