Conoce la opinión de los expertos en Seguridad Privada.


Poner tu empresa a salvo

Para los empresarios la seguridad de los empleados y de su negocio debería ser una prioridad. Un líder tiene objetivos claros y, por lo tanto, detecta cómo prevenir los riesgos que le impidan lograrlos

¿Qué importancia le has dado a la seguridad en tu empresa en los últimos, digamos, cinco años? Si tu respuesta es poca, o nula, tu organización es un blanco vulnerable para los delincuentes. No tener protección al interior y exterior de tu compañía significa dejar la puerta abierta a conocidos y extraños.

Desde el simple hurto de una computadora, papelería o de la caja chica, hasta un robo en la cadena de suministro, como en el traslado de mercancía, son factores que equivalen a pérdidas monetarias.

De ahí la importancia de contar con robustos sistemas de seguridad privada y soluciones integrales, pues a decir de los expertos “más vale prevenir que lamentar” para tener una protección preventiva y no reactiva. Una pérdida no sólo es un golpe económico a la organización, sino también a la lealtad de un cliente.

Más que prototipos futuristas, ya son una realidad: los dispositivos tecnológicos orientados a brindar seguridad ya no sólo forman parte de películas estilo James Bond. Estos artefactos, como minúsculos chips que se insertan en la piel para geolocalización o cámaras de videovigilancia con tecnología de reconocimiento facial, han dejado de ser una ficción, pues ya son empleados en este ramo.

Para contar con un sistema adecuado de protección, los entrevistados mencionan que la vanguardia tecnológica busca integrarse al factor humano, para que converjan en un mismo esfuerzo y mantengan a salvo el patrimonio y la integridad de las personas, aunque en México continúa el pendiente de regular al universo de las compañías dedicadas a estos servicios.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) 2015, elaborada por el Inegi, el año pasado 27% de los mexicanos se sentía seguro, mientras que en el primer trimestre de 2015 la cifra se incrementó a 32 por ciento.

Roberto Rivera, vicepresidente del organismo, indica que el valor de la industria es equivalente al 1.5% del PIB, por lo que la importancia de establecer criterios claros y homologar operaciones es un esfuerzo que busca concretar el gremio.

“Existe la Ley General de Seguridad Privada y la Dirección General de Seguridad Privada de la Comisión Nacional de Seguridad, ante quienes deben registrarse todas las empresas de seguridad privada. Obviamente, sólo las profesionales se inscriben, así que del universo aproximado de 3,000 a 4,000 empresas, se podría llegar hasta 10,000 por las irregulares que existen”, dice Alejandro Desfassiaux, director general de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.

La situación se agrava ya que las firmas que operan fuera de la ley la mayoría de las veces no son identificables a nivel local porque cambian constantemente de sede. Además, modifican su nombre y razón social para evadir impuestos, “no pagan en tiempo y forma a sus empleados; actúan de manera casi imperceptible y huyen constantemente de las autoridades”, dice el entrevistado.

Competencia desleal

El robo a negocio es definido por el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad como el apoderamiento de una cosa ajena sin consentimiento de quien de facto puede darlo en el establecimiento comercial o de servicios.

En enero de 2015, en promedio, cada 7 minutos y 42 segundos se denunció un robo a negocio en México, mientras que un robo a casa habitación se denunció cada 5 minutos y 49 segundos, de acuerdo con el Observatorio.

La necesidad de cubrir las exigencias de seguridad con velocidad y a precios bajos, así como el desconocimiento de contratar a una empresa seria y formal, son tan sólo algunos factores que han generado la proliferación de firmas “patito”.

Benjamín Barona Coghlan, director general de Control Seguridad Privada Integral destaca que la firma en el año 2000 contaba con cinco guardias en su plantilla laboral, y al final de 2015 busca sumar 4,000. Por tal motivo, dice, una compañía que cuenta con las autorizaciones correspondientes brinda capacitación a su personal, capital humano que resguarda seguridad e integridad de los clientes.

“Una empresa formal de seguridad privada exige a sus elementos desde evaluaciones sicométricas, pruebas de polígrafo, exámenes toxicológicos, estudios socioeconómicos, recomendaciones, carta de antecedentes no penales, entre otros requisitos que una compañía informal no solicita”.

Barona Coghlan comenta que las organizaciones que están al margen de la ley generan una competencia desleal y demeritan a la industria de la seguridad privada. “Hoy las compañías legalmente constituidas buscamos fortalecerla y promover su regulación”.

Roberto Rivera explica que la desinformación de las empresas también influye en la existencia de la informalidad, ya que contar con los permisos y autorizaciones correspondientes equivale a dar un aval serio a la compañía sobre su capacidad humana y de infraestructura para ofrecer los servicios.

“Hay distintos esfuerzos para combatir a las empresas ilegales desde el lado de las constituidas formalmente, y por parte de las entidades, en algunos casos no hay información de cómo se pueden formalizar. Hay empresas que desean regularizarse, pero hay desconocimiento. Estamos trabajando de la mano de la autoridad para homologar los requisitos, sobre todo en los estados”.

Rivera recuerda que en 2012, la Cámara de Diputados elaboró un estudio con resultados contundentes: se encontraron 114 diferencias entre las entidades federativas sobre los requisitos que se solicitan para regular a las empresas de la industria.

“El consumidor también tiene responsabilidad de la existencia de las empresas patito; si proliferan es porque son contratadas. Hay iniciativas de ley en algunas entidades que de aprobarse se le asignará una multa tanto a la empresa como a la persona que contrate una empresa que está fuera de la ley”, expone el vicepresidente de la AMESP.

“De la totalidad de los requisitos que establecen las entidades federativas y el Distrito Federal, existen algunos requisitos que hacen que la obtención del registro de las empresas que prestan servicios de seguridad privada ante autoridades sea de difícil cumplimiento. O en su caso, impida que de manera ágil se observe lo establecido en la legislación estatal en la materia, sin dejar de considerar que, en algunos casos, se pone en riesgo la seguridad de los inversionista al requerir documentación con la que ya cuenta la autoridad federal”, indica el órgano legislativo.

Alejandro Desfassiaux coincide con Roberto Rivera sobre la corresponsabilidad; y agrega que las organizaciones patito deben su existencia a la gente que las contrata por los precios económicos. “Pero lo barato sale caro, pues después, en la mayoría de las ocasiones, terminan buscando empresas profesionales para corregir el mal servicio y, muchas veces, para no ser víctimas del delito otra vez”.

Inversión a la segura

Si las empresas hicieran un balance entre el valor de lo que ya les han sustraído contra el costo de tener medidas de seguridad, podrían sorprenderse. Por ese motivo, recomiendan hacer la inversión correcta a tiempo para mantener en resguardo a su capital humano, infraestructura, bienes materiales, producción y cadenas de suministro, entre otros.

Cerca de 52% de los empresarios en el país manifestó que los robos son los delitos que más afectan a su organización, según el estudio Perspectivas de Alta Dirección en México 2015, realizado por la consultora KPMG, quien encuestó a 716 altos ejecutivos a nivel nacional.

Víctor Esquivel, socio líder nacional de Asesoría de la firma en el país, explica que los ilícitos relacionados con negocios aumentaron entre 4 y 5% en comparación a 2014. “En particular, robos, amenazas y extorsiones, que son los de más alto impacto y representan una costosa carga en términos de seguridad privada y sistemas de vigilancia, seguros, controles y pérdidas materiales”.

A pregunta expresa de cuánto es lo que invierten las organizaciones en seguridad privada, Adrián Domínguez, director general de Securitas, empresa que atiende a más de 600 clientes con más de 900 instalaciones, menciona que hace una década los rangos eran de entre 1 y 3% de sus ventas anuales; sin embargo, en la actualidad las cifras oscilan entre 3 y 5 por ciento.

“En mi opinión, esta inversión es reactiva y no preventiva, además de que estos montos aún son pequeños porque no sólo basta con la contratación del servicio de seguridad. Un promedio razonable sería entre 7 y 10 por ciento”.

De acuerdo con el entrevistado, por ser un tema tan sensible, la inseguridad y el tiempo ha hecho que el sector de la seguridad privada se especialice, por ejemplo, en empresas que buscan mantener segura la mercancía que trasladan vía terrestre y para ello requieren custodia.

“El mercado ha ido madurando en los últimos cinco años. Se demandan cada vez más servicios profesionales y especializados. Las empresas ya piden especialistas en traslados, logística y protección en carreteras, así como en seguridad intramuros”.

Seguridad a la medida

Benjamín Barona menciona que dependiendo de las necesidades de seguridad que demande la empresa es la inversión, según sus instalaciones y el número de colaboradores. Además influye si se trata de brindar protección a un corporativo o a un complejo industrial. De esta manera, recomienda contar con un diagnóstico previo y así salvaguardar las áreas que son susceptibles.

“Dentro de nuestro portafolio de servicios se ofrece una consultoría en gestión de riesgos para determinar, de manera perimetral, el grado de impacto de posibles amenazas y consecuencias para las empresas, es decir, medimos y analizamos el entorno para saber cuál es la vulnerabilidad a la que está expuesta la organización”.

Para Alejandro Desfassiaux, una solución que brinde seguridad y protección es como confeccionar un traje a la medida, por ello también es recomendable reconocer las pérdidas de años previos.

“En general, una empresa con nula o inadecuada seguridad necesita invertir al menos el 50% del total de pérdidas en el primer año, y al menos el 25% en el segundo año para poder recuperarse”.

Roberto Rivera cita la última encuesta de la Cámara Americana de Comercio, la cual reveló que la principal inversión de las compañías en esta materia es en controles de acceso, circuito cerrado de televisión, guardias de seguridad y alarmas. “Aunque también el entrenamiento de personal, al igual que la investigación de sus antecedentes, ya son dos rubros en los que se comienza a invertir”.

Amantes de lo ajeno

¿La ocasión hace al ladrón? Ya sea en un pasillo del supermercado o en la propia oficina, el robo hormiga encabeza la lista de los delitos más cometidos en las empresas, y lo que es más grave, en ciertos casos hay complicidad de los propios colaboradores.

“El robo hormiga es cometido en el 80% de los casos por los mismos empleados y en un 20% en complicidad con proveedores o clientes, a la vez que ocasiona pérdidas de entre el 10% y 15% en inventarios y del 35% en ganancias”, destaca el director general de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD) reveló que el año pasado se reportaron pérdidas de 22 mil 400 millones de pesos de los cuales 13 mil 100 millones corresponden a robos y saqueos.

Adrián Domínguez asegura que el ilícito representa un grave golpe a la rentabilidad de las compañías; aunque otro delito del que se comenta poco pero que equivale a un gran impacto negativo son los abusos de confianza, es decir, los delincuentes de cuello blanco.

“En esos casos, Securitas brinda consultoría, provee un proceso de investigación y análisis. Asimismo, da evidencias para que la empresa pueda proceder en consecuencia”.

Según Benjamín Barona los servicios más contratados son guardias, seguridad electrónica con alarmas y controles de accesos, controles de confianza y exámenes para corroborar la honestidad de los colaboradores, así como un conjunto de pruebas, como polígrafo, análisis de tendencia al fraude, antidoping, entre otros.

Ello obedece a que las empresas buscan una protección para cada tipo de amenaza, por lo que la tendencia apunta a contratar una firma de seguridad privada que ofrezca todo tipo de soluciones y se mantenga como único proveedor. Así, el avance de las soluciones integrales que incluyan personal capacitado y tecnología de punta son los servicios que se mantendrán en la demanda de la industria.

Fuente: www.mundoejecutivo.com

Saludos

@MarioMeneses_

Avanza profesionalización de empresas de #SeguridadPrivada @AMESPseg


 

A partir de 2015 la asociación tiene facultades para capacitar, evaluar y certificar a elementos de seguridad
Lunes, 26 de Enero del 2015.  

La AMESP, Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada,  consolidó un proyecto con el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER) avalado por la Secretaría de Educación Pública, que reconoce a la organización como entidad capacitadora, evaluadora y certificadora a nivel nacional.

Al concretar este proceso, ha repuntado el interés de las empresas de seguridad intramuros por certificarse, lo que permite a su vez, avances en la regulación de los corporativos en todo el país, ya que las firmas que cumplen con procesos de calidad se posicionan con mayor demanda en sus servicios.

Además, este logro dará certeza a los usuarios de la seguridad privada sobre la reacción y  las competencias adecuadas de los guardias intramuros ante cualquier contingencia o situación de riesgo en el lugar que custodian, aseveró el presidente de la AMESP, Marcos Ossio Rangel.

Los datos más recientes revelan que las empresas de seguridad privada emplean a más de 500 mil personas y contribuyen con el 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, refirió.

Como entidad certificadora, indicó Ossio Rangel, la AMESP tiene el aval de CONOCER y la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que podrá incrementar la calidad de los elementos de seguridad privada, y por ende, de las empresas a través de capacitación constante y puntual, cuya acción es coadyuvante con el gobierno federal, así como con los estados.

El directivo precisó que la Dirección General de Seguridad Privada (DGSP) de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) es la única dependencia autorizada por el gobierno federal para reconocer la legalidad de las compañías prestadoras de servicios cuando estos operan en dos o más estados, ya que ninguna entidad privada tiene ese aval. “No se dejen engañar con información mediática y errónea, los usuarios finales pueden marcar al 5484-0300 para solicitar información de las compañías prestadoras de servicios”, añadió.

Como instancia certificadora, la AMESP no sólo beneficiará a sus asociados, sino que lo extenderá a empresas de vigilancia y custodia que no estén en el padrón de la agrupación; el objetivo es mejorar los procesos de seguridad y los servicios del sector, destacó el representante empresarial.

Con ello, la asociación se suma a las tareas que realiza la DGSP en la materia para regular e identificar a los prestadores de servicios de seguridad, puntualizó Marcos Ossio.

De acuerdo con la AMESP, México tiene muchas oportunidades en los rubros de educación y capacitación, por ello atiende estos temas, a efecto de impulsar las competencias y habilidades de las personas cuyos valores en conjunto permitan el uso de los conocimientos y destrezas a favor de la sociedad.

Otro proyecto que fortalecerá la certificación de las empresas de seguridad privada, es la creación de la Cámara Nacional de la Industria de la Seguridad Privada, pues éste organismo sin duda será el eje rector para continuar con el reordenamiento del sector, mencionó.

Estos esfuerzos, remarcó Ossio Rangel, son el marco ideal para lograr un sector fuerte, organizado y profesional, pero sobre todo contribuyen a la competitividad y el desarrollo económico del país.

“La AMESP ha tendido puentes de colaboración con las autoridades para identificar e invitar a las empresas que no cuentan con el permiso correspondiente, a que se registren y se certifiquen, para incrementar la formalidad y responsabilidad empresarial”, puntualizó.

Fuente: revistamasseguridad.com

Saludos

@MarioMeneses_

 

Guía para seleccionar Empresa de Seguridad Privada


 

Guía para seleccionar Seguridad Privada

La seguridad privada consiste en vigilar y proteger a las personas, al igual que sus bienes, dentro de un entorno definido, con la intención de evitar delitos e infracciones; asimismo, sirve para acompañar a las personas en defensa de su integridad física.

Si una empresa u organización desea contratar servicios de seguridad privada debe tomar en cuenta lo siguiente:

• Es necesario que todo el personal de Seguridad Privada cuente con una habilitación; es decir, haber presentado y aprobado un examen de conocimientos sobre la temática de sus labores, servicio, derechos y obligaciones. El aspirante debe contestar correctamente el 70% del examen, de lo contrario se calificará como “no apto”.

• Es obligatorio que la empresa de seguridad privada cuente con un permiso vigente por parte del Gobierno Federal, emitido por la Secretaría de Seguridad Pública.

• Es recomendable que la empresa de seguridad privada tenga el aval de un organismo regulador del servicio, por ejemplo del Consejo Nacional de Seguridad Privada A.C.

• Cualquier empresa que ofrezca soluciones de seguridad privada debe cumplir con estándares de calidad y capacitación estipulados por la Secretaría de Seguridad Pública.

• Existen dos categorías en las que puede ser habilitado el personal de seguridad privada:

1. De vigilante: es aquel que desempeña exclusivamente la función de vigilar y proteger bienes, muebles e inmuebles.

2. De guardia de seguridad: realiza la función de vigilante, además de las actividades  previstas en las modalidades autorizadas por la Ley Federal de Seguridad Privada del estado correspondiente, las cuales abarcan los siguientes rubros: seguridad privada a personas y/o bienes, seguridad privada en el traslado de bienes o valores, seguridad de la información, así como sistemas de prevención y responsabilidades.

• Se debe considerar cuál es el sistema de seguridad privada que se requiere, por ejemplo:

1. Seguridad intramuros: resguarda muebles e inmuebles y a quienes permanecen en su interior. Una de las tareas de este tipo de seguridad consiste en efectuar una revisión manual de las pertenencias y objetos que portan las personas que ingresan y salen de un inmueble.

2. Servicio de custodias: ofrece seguridad para personas, empresas y sus bienes. Dentro de este servicio, destaca la custodia a transportistas.

3. Seguridad residencial: protección al hogar con conocimientos de tecnología para cada instalación.

4. Seguridad para eventos: resguarda cualquier tipo de evento (social, comercial, masivo, etc.)

5. Protección Civil: se encarga de que en todas las empresas exista la prevención de riesgos y accidentes. Asimismo, participa en la organización de simulacros, técnicas de evacuación; combate y prevención de incendios, búsqueda y rescate en caso de siniestro, así como análisis de riesgos y recursos.

• Los servicios de seguridad privada se desarrollan bajo las siguientes modalidades:

1. Prestación de Servicio de Vigilancia Privada: brindado por empresas especializadas, comprende únicamente la protección de la vida e integridad física de personas, la seguridad de instalaciones públicas o privadas y la seguridad para el normal desarrollo de eventos.

2. Prestación de Servicio de Protección Personal: brindado por empresas especializadas, que proporcionan resguardo, defensa y protección de personas,buscando impedir que sean sujetos de atentados contra su integridad personal.

3. Prestación de Servicio de Transporte de Dinero y Valores:resguarda bajo estricto control, incluso con el uso de vehículos blindados, el traslado de objetos de valor, por ejemplo: el movimiento de carga, la maquinaria, los objetos suntuosos, el dinero, blindados, etc.

4. Servicio de Protección por Cuenta Propia: se desarrolla exclusivamente para realizar actividades de seguridad y protección interna a instalaciones propias, y de personas que se encuentren dentro de las mismas, traslado de dinero y valores propios.

5. Prestación de Servicios Individuales de Seguridad Personal y Patrimonial: son aquellas actividades orientadas a la protección de personas y patrimonios. Este servicio es prestado exclusivamente por personas naturales debidamente capacitadas y que cuentan con una autorización expedida por la autoridad competente.

6. Prestación de Servicios de Tecnología de Seguridad:brindados por empresas especializadas cuya actividad comprende los servicios de monitoreo de señales y de respuesta a las mismas.

7. Prestación de Servicios de Consultoría y Asesoría en temas de seguridad privada: servicios brindados por personas naturales o jurídicas dedicadas a la elaboración de estudios profesionales de seguridad privada, análisis de riesgos, planes de contingencia, evacuación de instalaciones y controles de pérdidas, destinados a optimizar la calidad de la seguridad de personas y patrimonios.

 Fuente: info-seguridad.com

Nueva Ley de Seguridad Privada en España propone ampliar sus facultades.


La nueva Ley de Seguridad Privada que tramita el Congreso de los Diputados permitirá a los vigilantes de seguridad privada patrullar por las calles comerciales de las ciudades, una labor que hasta ahora sólo podían ejercer los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Además de realizar labores de control en los espacios públicos, también podrán efectuar comprobaciones de identidad, registros y detenciones. Así consta en el informe de la ponencia sobre el proyecto de Ley de Seguridad Privada que acaba de aprobarse en la Cámara Baja. Si se cumplen las previsiones del Gobierno, la norma entrará en vigor en un plazo aproximado de dos meses.

La ley actual sólo permite a los vigilantes de seguridad privada actuar en el interior de instalaciones, como empresas, organismos o centros comerciales. Las vías públicas las tienen expresamente vetadas por la legislación actual, con las excepciones de los polígonos industriales y las urbanizaciones privadas. Sin embargo, la nueva ley amplía el ámbito de actuación de estos profesionales, permitiéndoles intervenir en “zonas comerciales peatonales” y en “acontecimientos deportivos, culturales o cualquier otro evento de relevancia social que se desarrolle en vías o espacios públicos”.

En la práctica, el último punto ya se venía autorizando, por ejemplo, en la comprobación de accesos a conciertos al aire libre o en la vigilancia de los campos de fútbol. De hecho, en los encuentros que se disputan en el Santiago Bernabéu, por ejemplo, ya participan en su vigilancia más guardias de seguridad privada que policías nacionales. Pero la habilitación para controlar “zonas comerciales peatonales”, como la calle Preciados de Madrid o Las Ramblas de Barcelona, concede por primera vez a las empresas de vigilancia privada competencias hasta ahora reservadas en exclusiva a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Los vigilantes de seguridad ya no tendrán que limitarse a controlar el interior de edificaciones o propiedades. Podrán patrullar por las principales calles de las ciudades o en otros “espacios públicos” si así lo determinan las autoridades correspondientes.

Ampliación de facultades

El proyecto de ley también amplía considerablemente las facultades que les concede la Ley de Seguridad Privada vigente, del año 1992. El nuevo texto autoriza a los guardias de seguridad privada a realizar “comprobaciones, registros y prevenciones necesarios” para la vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto públicos como privados. En el caso de los controles de los accesos a inmuebles, también concede a los guardias de seguridad la facultad de denegar el acceso a las personas que se nieguen a ser sometidos a un control de identidad o que no admitan un registro de su vehículo o de las mercancías que en ese momento porte.

El texto que aparece en el Proyecto de Ley será similar al que apruebe el Consejo de Ministros.El texto que aparece en el Proyecto de Ley será similar al que apruebe el Consejo de Ministros.Hay más cambios. La legislación actual atribuye a los empleados de empresas de seguridad privada el derecho a “evitar la comisión de actos delictivos o infracciones en relación con el objeto de su protección”. El nuevo texto va más allá y les permite efectuar, con el fin de evitar los delitos, “las comprobaciones necesarias para prevenirlos o impedir su consumación”. Es decir, que podrán identificar y registrar a cualquier persona que consideren sospechosa.

Averiguación de datos personales

Asimismo, mientras que la normativa actual obliga a los agentes de seguridad privada a “poner inmediatamente a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a los delincuentes en relación con el objeto de su protección” y les prohíbe interrogarlos, el nuevo proyecto de ley los faculta para “detener” a delincuentes vinculados con el objeto de su cometido y también los habilita para “averiguar, comprobar o anotar sus datos personales para su comunicación a las autoridades”.

La ponencia de la Comisión de Interior ya ha dado luz verde a todas estas modificaciones. Los partidos de la izquierda del arco parlamentario las han criticado duramente porque creen que el texto abre la puerta a que las empresas de vigilancia privadas comiencen a suplantar progresivamente las labores de seguridad ciudadana que la legislación encomienda únicamente a Policía Nacional y Guardia Civil.

Dos meses de plazo para su entrada en vigor

La patronal del sector, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser), cree que estos cambios redundarán en beneficio de todos los ciudadanos. “La habilitación para zonas comerciales y espectáculos deportivos y culturales ya figuraba en el anteproyecto y el proyecto de la ley y esperamos que se mantenga en su redacción definitiva. En los países más avanzados se trata de una facultad de los vigilantes de seguridad privada ya asentada que ha demostrado mejorar la seguridad de las ciudades”, defienden fuentes de Aproser. Fuentes del Ministerio del Interior añaden que la ratio de agentes de seguridad privada por ciudadano de España (200 por cada 100.000 habitantes) está muy lejos de la media europea (271 para la misma cantidad de habitantes).

La Comisión de Interior estudiará el informe de la ponencia el próximo 10 de diciembre. Después, el proyecto de Ley de Seguridad Privada será remitido al Senado para que complete el trámite de la norma. En caso de que la Cámara Alta apruebe algún cambio, el texto deberá volver al Congreso para que sea sometido a una nueva votación. Pero si, como se espera, el Senado da el visto bueno a la redacción de la Cámara Baja, la Ley de Seguridad Privada estará publicada en el Boletín Oficial del Estado en un plazo de sólo dos meses.

Fuente: elconfidencial.com

#GuardiaDeSeguridad (personalidad)


Vigilante o Guardia de seguridad

Un vigilante guardia de seguridad es la persona encargada de proteger la integridad física de las personas y los bienes materiales de la empresa o lugar donde trabaja.

Historia

La palabra “vigilante” proviene de los primeros centinelas establecidos en la Antigua Roma bajo el nombre de «Vigiles» durante el gobierno del emperador César Augusto y quienes con el tiempo se convirtieron en la Guardia Pretoriana. Sus funciones eran la de servir como un cuerpo élite para la seguridad del César, ser una especie de fuerza policial que mantenía el orden público en la ciudad y también actuar como bomberos en caso de incendio.

Ya en la Edad Media, también se conoce que en algunas de las ciudades habían personas armadas que recorrían las calles, en especial durante las noches, para así brindar seguridad a los habitantes.

Equipo

Los Guardias de Seguridad pueden tener a su disposición una gran variedad de recursos, incluyendo recursos técnicos, como su experiencia, y tecnológicos, como cámaras de video, radios de comunicación, detectores de metales o dispositivos electrónicos biométricos de control de acceso (huella digital e iris del ojo), entre otros. También pueden utilizar otros medios como perros adiestrados para la detección de diversos tipos de objetos.

Dependiendo de las leyes locales, el lugar o las políticas de la compañía para la cual trabajen, también les puede ser permitido portar armas de fuego, normalmente pistolas, revólveres o escopetas; y usarlas en defensa propia o cuando el objetivo que intentan proteger está bajo amenaza. Como alternativas a las armas de fuego, algunos utilizan desde otros elementos que van desde bastones o tolete, gas pimienta hasta armas de electrochoque. En algunos casos también pueden usar algún tipo de armadura corporal, como chalecos antibalas o antipuñaladas.

Perfil ocupacional del vigilante

Bajo supervisión inmediata, el Vigilante o Guardia de Seguridad, ejecutará funciones de prevención, protección y vigilancia en hospitales, centros comerciales, escuelas, fabricas, hoteles, fraccionamientos, empresas, organizaciones, oficinas administrativas etc.

 

Características del perfil personal y profesional de un Vigilante o Guardia de seguridad

Profesionales

  • Debe ser capaz de tomar decisiones de acuerdo a sus funciones.
  • Debe tener capacidad para persuadir y evitar problemas.
  • Debe demostrar serenidad en situaciones de riesgo.
  • Debe siempre demostrar preocupación por la seguridad.
  • Debe tener capacidad de observar y criticar la realidad.
  • Debe ser analítico en sus actuaciones.
  • Debe valorar y respetar la dignidad de las personas.
  • Debe ser capaz de aplicar técnicas de primeros auxilios.
  • Debe identificar y formular problemas.
  • Debe establecer y mantener buenas relaciones con el público.
  • Debe demostrar destreza en el uso y manipulación de armas de fuego.
  • Debe tener conocimientos de las leyes asociadas a su función.
  • Debe saber qué procedimientos desarrollar en cada caso.

Personalidad

  • Debe demostrar liderazgo al conducir a su equipo.
  • Debe tener iniciativa y responsabilidad en sus funciones.
  • Debe tener capacidad de adaptación en sus trabajos.
  • Debe ser imparcial.
  • Debe demostrar autocontrol y disciplina en sus actuaciones.

Biológicos

  • Debe tener salud compatible con la actividad que va a desarrollar. Algunas actividades se desarrollan a gran altura geográfica.

Psicológicos

  • Debe demostrar equilibrio mental en todas sus acciones.
  • Debe demostrar una emocionalidad normal que no altere su desempeño (no tener depresión).
  • Debe tener facilidad para trabajar en equipo y compartir con otras personas.
  • Debe tener una vida familiar normal que no altere su desempeño.

Físicos

  • Debe demostrar agilidad en sus movimientos.
  • Debe tener fuerza física suficiente para someter e inmovilizar a una persona.
  • Debe tener resistencia al correr y trepar.
  • Debe demostrar dominio con el uso del armamento y sus instrumentos de defensa.

Éticos y Morales

  • Debe ser honesto en todos sus actos.
  • Debe demostrar responsabilidad.
  • Debe ser leal a su empresa y compañeros.

Saludos

@MarioMeneses_

Control de confianza por Causa en Común A.C.


Documento informativo para personal policial
Por: Causa en Común A.C.

¿Cuál es la función de la policía en democracia?
El policía es quizás el funcionario público más cercano a la ciudadanía, su trabajo se desarrolla en estrecho vínculo con la comunidad. Se trata del funcionario público encargado de preservar un clima de paz, convivencia y respeto mutuo entre los ciudadanos. Es la policía la encargada de salvaguardar el libre ejercicio de derechos.

Una policía democrática es aquella que actúa profesionalmente, en estricto respeto de los derechos humanos y que rinde cuentas a la ciudadanía.

La policía no cambiará si la sociedad no cambia la concepción sobre su función, que no es la persecución y el castigo, sino la prevención y la tutela de derechos.

El primer pilar de la reforma policial democrática es la optimización de los estándares de reclutamiento, ejerciendo así un adecuado control de confianza sobre el personal optimo.

¿En qué consiste el Control de Confianza?
El primer paso para tener una mejor institución policial es tener policías confiables. El control de confianza de las instituciones policiales no debe ser sinónimo de “purga” o “limpieza” institucional, sino de desarrollo policial. Se trata de un mecanismo clave para la profesionalización, la cual no sólo corresponde a la selección del personal; incluye también el desarrollo de la institución en su conjunto
Bajo este modelo de profesionalización, debes acreditar una evaluación médica-toxicológica, psicológica, socioeconómica y poligráfica. Además de presentar exámenes técnicos de conocimientos y un examen físico.

Tipo de examen Propósito:
1. Psicológico
Las evaluaciones psicológicas son herramientas útiles para conocer y predecir el desempeño de los elementos en activo o de nuevo ingreso. También se aplican para verificar características de personalidad como la estabilidad emocional, la capacidad de juicio, el proceso de pensamiento, el control y la regulación de impulsos, los factores y las consecuencias del consumo de drogas y alcohol, los recursos personales y las conductas sicopatológicas.
2. Polígrafo
Se utiliza para conocer elementos de lealtad, honestidad y confiabilidad en el evaluado. Busca obtener información acerca del perfil básico del personal, su honestidad, si tiene o no vínculos con actividades delictivas, antecedentes penales, consumo de drogas y alcohol, etc.
3. Médico
Este examen es útil para diagnosticar el estado físico y de salud de los aspirantes y del personal en activo. Estos examenes permiten obtener diagnósticos integrales e identificar enfermedades crónico degenerativas, limitantes y riesgos potenciales para el evaluado.
4. Toxicológico
Identifica si existen factores de riesgo y presencia de drogas ilegales del personal activo y de nuevo ingreso que puedan afectar el desempeño y cumplimiento de los objetivos institucionales.
5. Investigación de antecedentes Socioeconómicos
Realiza estudios en el domicilio de los evaluados y analiza su historial financiero para verificar que el estilo de vida de los elementos en activo o de nuevo ingreso coincida con su nivel de ingresos.

Espero que esta información que les comparto, les ayude a promover los beneficios que tenemos con nuestra participación ciudadana en temas de Seguridad Publica.

Somos responsables de construir una mejor convivencia social.

Saludos.

Mario Meneses